Blogia
FILOSOFIA Y COMUNICACION SOCIAL

EDUCACION Y FILOSOFIA DEL COOPERATIVISMO

FRANKLIN MEDINA

  

EL cooperativismo  se desprende de una concepción del hombre y de la sociedad, para quienes aspiramos conformar una organización  humana, en una concepción filosófica  del quehacer cooperativista de los hombres y su relación con su mundo.  La  necesidad de una educación cooperativista, la cual  tiene como  misión y visión  hacer  del hombre cooperativista  y de la sociedad, un ser congruente con las respuestas y preguntas donde exista la formulación de ideas del como debe ser  el cooperativista, en su cooperativa desarrollando el cooperativismo.

 

UNA CONCEPCIÒN DEL HOMBRE  COOPERATIVISTA

 Se puede decir o tomar en cuenta la siguiente afirmación: El hombre es un  ser libre y espiritual, el que hacer cooperativo, lo lleva a la complejidad de  la conciencia humana y esta debe ser crítica y existencial, su proyecto como hombre cooperativista tiene el propósito de estar en la realidad de las cosas y su cotidianidad. Cuando el hombre cooperativista, deja hacia un lado el pensar, el sentir y el actuar  cooperativista, se  hace una ruptura entre el ser, conocer, hacer y el convivir, dialécticamente,  entra en otras posibilidades humanas. Como es la totalidad mundana del individualismo donde sólo existe, mí mundo, mí horizonte y todo esto abarca mí comprensión de la cosas, y en la totalidad, dejamos de ser cooperativista, sólo se es  cooperativista en la exterioridad, y la exterioridad es lo social, porque es lo que esta fuera de la totalidad.   

 

UNA CONCEPCIÒN SOCIAL DEL COOPERATIVISMO

 

El hombre hace el desarrollo social, entonces todo lo que hace el hombre  debe estar al servicio del desarrollo de la sociedad. El trabajo es  la actividad mas digna del hombre y en una  economía del trabajo, la propiedad  debe ser una economía del trabajo humano. Por lo tanto, los bienes de  una economía de trabajo es producto de la necesidad y el logro de esta necesidad debe estar bajo una técnica de economía humana. ¿Cómo debe ser la economía cooperativista?

 

El trabajo es el medio por excelencia para el desarrollo del hombre en el terreno económico y social,  el trabajo asociado es la fuente del bienestar del asociado, el derecho al trabajo asociado es inalienable y en virtud de éste  el carácter eminentemente personal, humano y social, no es una mercancía, no es un factor de producción,  no puede ser esclavizante. Es el paso de una economía de la necesidad, a una economía basada de hermano a hermano, de igual a igual, es respetar al otro como otro. Es permitir que el asociado tome conciencia que la cooperativa es su casa, su  convivir, es decir  su escuela para toda la vida. Por lo tanto, la escuela cooperativista impulsará una educación  que sustituirá los cambios de valores individualistas a una escala de valores comunitarios.

 

Objetivos y finalidad de la Educación Cooperativa:

 

La educación necesaria para la coopertiva San Jos Obrero para el logro de una  participaciòn cooperativista debe ser, por tanto, una educación dirigida, en primer lugar, al rescate del sujeto como constructor de su propio destino, éticamente responsable de sus decisiones y acciones, y solidariamente consciente de su pertenencia a su cooperativa a la  comunidad y a una nación. Es esta sujetividad y dignidad recuperadas las que permitirán luego comprender y producir los conocimientos y acciones necesarias para superar las situaciones de negación antes mencionadas, fortalecer los lazos intra-sectores cooperativos y comunitarios, integrar los esfuerzos colectivos en un proyecto común y avanzar en el camino de realización de una sociedad justa.  Es diseñar un modelo educativo a partir de una visión de país, un modelo que considere a los valores  y principios cooperativos - comunitarios donde se fortalezcan los contenidos instruccionales y que sustente la acción educativa sobre los principios de autogestión, cooperación, solidaridad, concurrencia.

 

El nuevo Proyecto Educativo Cooperativo persigue como finalidad p la materialización de una educación integral y de calidad que reivindique la diversidad y la interculturalidad, como parte de la memoria histórica de la cooperativa,region y naciòn . En segundo lugar, se propone la formación  para el trabajo asociado, concebida desde una perspectiva multidisciplinaria del conocimiento y  de la investigación ocupe un lugar preponderante como eje formativo y se promuevan las innovaciones tecnológicas o la adecuada transferencia y adaptación de las tecnologías foráneas a nuestro contexto particular. Es decir, se trata de formar cooperativistas con conocimientos e investigaciòn cooperativo, tales que permitan la construcción de la cooperativa cognitiva, tanto del individuo-familia-cooperativa-comunidad.

 

 

Del mismo modo, la educación que se pretende ha de estar dirigida a la formación de aptitudes cooperativas y solidarias superadoras del individualismo y de otras formas de intolerancia social, así como a la entronización de aquellos valores que permitan combatir la exclusión, la opresión y cualquier tipo de discriminación.Ya que, la educación tiene como filosofía el pleno desarrollo de la personalidad del ser humano y el logro de un ciudadano apto para la vida y el ejercicio de la participación y la democracia en su organización social, donde los valores y principios son la esencia del mismo ser humano. Y La educación cooperativista tiene como  objetivo contribuir con la formación integral del asociado mediante el desarrollo de sus capacidades, habilidades, potencialidades, humanas y sociales para el desarrollo de su organización.

 

  Finalidad de la Escuela Cooperativista

1-     Formación Integral del Asociado.

2-     Formación Cooperativista para toda la vida.

3-     Formación para el ejercicio de la participación y democracia en la Cooperativa.

4-     Fomentar un asociado capaz de participar activamente consciente y solidario, en los procesos de transformación social de su Cooperativa y en la comunidad donde reside.

5-     Desarrollo de la conciencia ciudadana para la conservación y defensa del ambiente y la calidad de vida de su comunidad.

6-     Desarrollar la capacidad de Ser – Conocer, Hacer y Convivir de cada individuo o asociado-familia-grupo-comunidad-sociedad.

 

 

  Logrando el cambio en las estructuras de la acción del pensamiento y la praxis cooperativista, los asociados que desean voluntariamente participar en la acción del cooperativismo y ser educados bajo esta visión. Se determina el nuevo nacimiento del ser cooperativista en la nueva cooperativa para desarrollar cooperativismo como esencia humana y social hay que hacer realidad la Escuela Cooperativista ha de fortalecer el proceso cooperativo, su filosofía, conceptos, historia, operatividad entre otros aspectos, para luego; la educación cooperativista sea fundamentalmente humanizadora , constructivista y holistica debemos asumir y llegar a la praxis educativa cooperativista, donde se pueda abrir y conectar la escuela con la vida, la acción cooperativista en la comunidad, debe abrirse de par en par las puertas de la cooperativa San José Obrero a la realidad cotidiana, donde viven los asociados, fundamentalmente la enseñanza y el aprendizaje, en gran medida la nueva generación pueda aprender a vivir en el cooperativismo.

 

  Desde la escuela cooperativista se fundamentará el reconocer y el asumir dimensiones del saber o el conocimiento cooperativo, donde se pueda contemplar la interrelación del proceso de la formación integral de la personalidad de los asociados, sin perder la esencia del cooperativismo, de la cooperativa y del ser cooperativista.

 

  El conocimiento que se desprende de los contenidos interdisciplinarios o llamados módulos que seria la parte académica, conceptos, procedí mentales y actitudes que los participantes pueda descubrir y aprender de forma sistémica y progresiva de su estadía en el desarrollo de los módulos, la espontaneidad del quehacer cooperativo y la experiencia de la misma, sea un conocimiento más amplio, no formal, complejo y universal, relacionado a los problemas y conflictos que se generan el hacer del cooperativismo y la comunidad.

 

  Por otra parte, la escuela cooperativista es abierta a la vida del cooperar, el participante debe romper con el distanciamiento que existe entre lo teórico y lo práctico y hacer una integralidad entre  ambas partes para entender la realidad del cooperativismo donde las experiencias diarias son el contacto con esa realidad.

 

  La actitud que se debe adoptar es profundamente crítica, humanizadora y constructivista, a favor del desarrollo de los valores y principios del cooperativismo. Es entonces una escuela que invite y ayude permanentemente a los participantes asociados adquirir una positiva actitud moral, una actitud de ruptura con lo establecido que no nos ha permitido avanzar y establecer el proyecto de vida individual y colectivo para el convivir cooperativo.

 

  Se habla de una escuela que  eduque la solidaridad, participación y el sentido de pertenencia colectiva, tanto moral e intelectual, una escuela donde los participantes crezcan en el arte de aprender a vivir en forma cooperativista, aprender a sentir, el amor y el gusto de la vida en la que se pueda crear, interiorizar alternativas positivas y esperanzadoras frente a los problemas y conflictos que se plantea en nuestro entorno interno y externo. Además desarrollar capacidades necesarias para conocer e interpretar la realidad de la Cooperativa y para poder pensar - sentir y actuar sobre ella.

 

Principios Básicos de la Escuela Cooperativa

  Para el desarrollo de una educación cooperativista es necesario:

*    Abrir y conectar la Escuela con la vida.

*    Integrar lo teórico y lo práctico del Cooperativismo.

*    Partir de la praxis cooperativa para la construcción de la fundamentaciòn teórica del cooperativismo

*    Asumir actitudes crítica, analítica y constructivista que favorezcan a los Valores Cooperativos.

*    Aprender a reconocer la interpretación de la realidad cooperativa y poder actuar sobre ella.

*    Aprender aceptar al otro como otro,  para comprender  los mismos deberes y derechos que el Yo soy Cooperativista.

*    Aprender  y hacer  filosofía del cooperativismo de la cooperativa para ser cooperativista.

 

  El proyecto pedagógico de la Escuela Cooperativista está planteado en el Desarrollo Humano y Social, de los asociados, donde el aprendizaje básico sea en el:

*    Aprender a Aprender.

*    Aprender a Desaprender.

*    Desaprender para Aprender.

*    Aprender a ser Cooperativista.

*    Aprender a ser Otro.

*    Aprender a Ser – Conocer – Hacer – Convivir.

 

  Este aprendizaje básico permite a los participantes ha aprender técnicas cooperativistas, asumir el nuevo paradigma cooperativo, cambiar de mentalidad y a construir teoría cooperativistas desde la praxis del cooperativismo a la conceptualizacion de la misma.

 

 

 

Ejes Transversales.

 

 

  En la exposición de los Módulos apoyados en las disciplinas científicas para que se produzca la interdisciplinariedad en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

 

  Es entonces que el eje transversal para la Escuela Cooperativa se proyecte en:

 

1-     Tomas de decisiones basados en los Valores y Principios Cooperativos, que inviten al proceso de reflexión, diálogo, y el compromiso de la Cooperativa con la comunidad.

2-     Logro de la organización de la Cooperativa para la convivencia humana y social.

3-     El contenido de los módulos sea un fundamento de aprendizaje significativo para los participantes.

 

 

Para culminar, sólo educando en este sentido a las generaciones jóvenes podremos cambiar radicalmente nuestro actual  en relación de dependencia económica y sentar las bases de un desarrollo autosustentable que tenga como mayor riqueza la persona humana. Sólo por medio de una educación cooperativista, pensada desde nuestra inmediatez, desde nuestro modo de objetivar la realidad, desde nuestra particular visión de mundo, estaremos en condiciones de consolidar nuestra identidad  cooperativista y de interactuar con el resto de las cooperativas,con los entes gubernamentales y no gubernamentales, sin menoscabo de nuestra dignidad y de nuestra libertad. Ante el peligro de la imposición de un pensamiento único que diluya nuestro ser cooperativista,ante de un desarrollo virtual, más que la resistencia cultural que impone la acción cultural, acción que exige la presencia de un sujeto actuante, consciente de su capacidad creadora, pero también de su responsabilidad social, por lo que esta acción es fundamentalmente una acción educativa, sustentada a su vez en un compromiso ético.

 

 

« LAS PUERTAS DE LA SABIDURÌA NUNCA ESTÀN CERRADAS «  

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres